ser agua

Llegamos al lugar de donde el agua cae,

donde se desborda y se transforma.

Toda el agua del mundo.

La caída libre.

El ruido que nunca para.

La fuerza incansable, absoluta.

Inmensa la vida. Hipnotiza el agua.

Las manos están agarradas con fuerza al barandal,

aguantando las ganas incondicionales de saltar al vacío,

de ser sólo agua.

De pronto la mariposa se suelta, vuela, fascinada.

Apenas toca el agua, desaparece. La fuerza es descomunal, arrasadora.

Se rompe el encanto, se sueltan las manos.

No hace falta saltar.

Siento el agua, contenida en el cuerpo.

 

 

 

 

Posteado hace 10 años
TAGS: agua, argentina, brasil, cascada, cataratas, iguaçu, iguazu, mariposa

Escribenos